Osario de vivos (Spanish Edition)


Free download. Book file PDF easily for everyone and every device. You can download and read online Osario de vivos (Spanish Edition) file PDF Book only if you are registered here. And also you can download or read online all Book PDF file that related with Osario de vivos (Spanish Edition) book. Happy reading Osario de vivos (Spanish Edition) Bookeveryone. Download file Free Book PDF Osario de vivos (Spanish Edition) at Complete PDF Library. This Book have some digital formats such us :paperbook, ebook, kindle, epub, fb2 and another formats. Here is The CompletePDF Book Library. It's free to register here to get Book file PDF Osario de vivos (Spanish Edition) Pocket Guide.


Psychoanalysis and Gendered Violence

Voces de interminables generaciones de prisioneros y de esclavos,. De los hijos que unen a los astros del pecho de las madres y de la savia de los padres. Voces vagas como disueltas en invernales neblinas, voces de los escarabajos, del oprobio y del crimen. Las voces de los sexos y de las concupiscencias, cuyo velo entreabro. Voces indecentes, bramidos primordiales, gritos locos que yo clasifico y transfiguro. Cuando subo la escalinata de mi puerta suelo detenerme para preguntarme si eso es cierto,.

Me hacen volar sobre el mar cuyas ondas indolentes rozan mis pies,. Al fin, me siento libertado para sentir el enigma de los enigmas,. Creo que una brizna de hierba no es inferior a la jornada de las estrellas,. Que la hormiga es tan perfecta como ellas, y un grano de arena, y el huevo del reyezuelo,. No permanecen despiertos en las tinieblas llorando sus pecados,. No se descorazonan con disputas acerca de sus deberes para con Dios,. Ninguno de ellos vive con respetabilidad , ninguno exhibe su infortunio a la curiosidad del mundo.

Al anochecer, subo al trinquete, renuevo la guardia que vela en el nido del cuervo. Pasan ante mis ojos enormes moles de hielo, el paisaje es visible en todas las direcciones,. Nos acercamos a un gran campo de batalla en el cual pronto tendremos que combatir,. O bien, avanzamos por las avenidas de alguna gran ciudad en ruinas,. Soy un libre enamorado, acampo junto a la hoguera que alegra el vivac del conquistador,. Arrojo del lecho al marido y ocupo su puesto al lado de la esposa.

Toda la noche la oprimo ardientemente entre mis muslos y mis labios. El esclavo, perseguido como una presa, que cae en mitad de su fuga, todo tembloroso y sudando sangre,. Las municiones asesinas que la asatean como agujas las piernas y el cuello,. Respiro humo y fuego, oigo los angustiosos rugidos de mis camaradas,. Estoy extendido en el suelo con mi camisa roja, todos callan a mi alrededor,. Bellas y blancas son las personas que me rodean, con sus cabezas libres del casco,.

El grupo arrodillado se desvanece con la luz de las an- torchas. En seguida entregaron sus armas y siguieron a sus vence- dores como prisioneros de guerra. Eran la flor de la raza, la gloria de los montaraces de Texas,. Desean que los ame, los toque, les hable, y viva con ellos. Su conducta es tan arbitraria como la de los copos de nieve, sus palabras tan sencillas como las hierbas, su caballera, sin peinar, rey de la risa y de la sinceridad,. Su lento andar, sus rasgos ordinarios, sus maneras ordi- narias lo propio que sus emanaciones,.

Hacia las doce de la noche, bajo los rayos de la luna, se nos rindieron. Nuestra fragata se hunde lentamente, hacemos los pre- parativos por pasar a la que hemos conquistado,. Se oyen las voces de dos o tres oficiales, atentos a su con- signa,. Cordajes rotos, aparejos que se balancean, y el ligero en- trechocar de suaves ondas. Algunas grandes estrellas que brillan en la altura silencio- sas y como enlutadas,. El rechinamiento de la sierra del cirujano, los dientes de acero que hieuden los tejidos vivos y los huesos:. Todo eso se ve y se oye: todo eso es un combate naval, todo lo irreparable.

Cojo entre mis brazos al moribundo, lo incorporo con irre- sistible voluntad. Fuerzas de cuantos me aman y resisten las atracciones de la tumba. Sacerdotes de todos los tiempos, de toda la tierra, yo no os deprecio,. Abarca los cultuos antiguos y los cultos modernos y todos los que fueron entre los antiguos y los modernos. Me paseo en el teokallis manchado con la sangre de los sacrificios, redoblando un tambor hecho con una piel de ser- piente;. Ha llegado la hora de que me explique. Hasta ahora hemos agotado trillones de inviernos y de veranos,.

Infinidades de infinidades he permanecido latente, estre- chamente comprimido, esperando. Ciclos de edades han columpiado mi cuna, remando, reman- do siempre como gozosos bateleros;. Han preservado en alumbrarme, velando las latencias de mi porvenir. Le muestro, con la diestra, paisajes, continentes, y la ruta abierta para todos.

Y mirar con los ojos u observar una habichuela en su vaina, confunde la ciencia de todos los tiempos,. Mi objeto, por vil o endeble que parezca, que no pueda trocarse en eje de la rueda universal;. Yo que tengo tantas curiosidades, no tengo ninguna acer- ca de El. Veo algo de Dios en cada una de las veinticuatro horas, y actualmente le veo? Veo a Dios en el rostro de los hombres y en el de las mu- jeres, y en los espejos cuando reflejan mi faz,.

En las calles y en los campos, por todos lados, encuentro cartas que Dios ha dejado caer.

Walt Whitman Archive - Translations - The Walt Whitman Archive

Miradme a la cara en tanto aspiro la fluida caricia del anochecer. Hago repercutir mis salvajes ladridos por encima de los tejados del mundo. Me alejo como el aire, sacudo mi cabellera blanca hacia el sol poniente. Arrojo mi carne a los remolinos, la dejo aventarse en es- pumosas fibras. Se recuerdan las enormes vigas de las cortijos de otros tiempos,. Los establecimientos de Arkansas, del Colorado, de Otta- wa, de Willamette,. Y luego la belleza de todos los seres aventureros y audaces,. El carnicero en el matadero, los hombres a bordo de las goletas, el almadiero, el pioner,. El empresario de construcciones trabajando en las ciuda- des o en cualquier lado,.

Los martillazos, las actitudes de los obreros, las flexiones de sus miembros;. Inclinados, de pie, a horcajadas en las vigas, claveteando, agarrados a los postes y a los tirantes,. Sus aposturas, al abatir de arriba abajo sus armas contra las planchas,. Los ladrillos, asentados unos tras otros con una destreza tan segura, y fijados con un golpe de mango de la llana,.

Las pilas de materiales, el mortero, las mezclas de cal y arena continuamente batidas por los operarios;. El breve y seco crujido de acero, entablando al sesgo el pino,. Los rostros iluminados de la multitud que observa, la clari- dad violenta y las sombras espesas. Las siluetas procesionales de los que se han servido de ella en el pasado;. Los artistas primitivos y pacientes, los arquitectos y los ingenieros,.

El antiguo guerrero de Europa con su hacha, en los com- bates,. El arma enhiesta, los hachazos que resuenan sobre el casco que cubre la cabeza del enemigo;. El alarido de muerte, el cuerpo de pronto ablandado que se desploma, el amigo y el enemigo que se precipitan,. Los vasallos insurreccionados que se aprestan al asedio resueltos a conquistar sus libertades,.

La fortaleza intimada a rendirse, la puerta asaltada, la truega y el parlamento. Los mercenarios y los partidarios que se precipitan furiosa- mente en el desorden,. El pillaje de los tesoros en las casas y en los templos, los gritos de las mujeres abrazadas por los bandidos,. El cortejo pasa, todo eso entretiene y satisface segura- mente,.

Ni el lugar donde incesantemente se saluda nuevos foras- teros, ni donde se levan anelas para los que parten,. Todo aguarda o se descalabra hasta que aparece un ser fuerte;. Un ser fuerte es la prueba de la raza y de las posibilidades del Universo,. Hombre o mujer, cuando aparece, las materialidades se es- tremecen de respetuoso temor,. Las viejas costumbres y las formulas viejas son confron- tadas para renovarlas o abandonarlas. Ha servido a los griegos, de lengua elegante e inteligencia sutil, y antes de los griegos.

Ha servido a las hendiduras artificiales, vastas, altas, si- lenciosas, que se ven en las nivosas colinas de Escandinavia,. Ha servido para fabricar los timones de las galeras de pla- cer y los de las galeras de combate,. Ha servido para todas las grandes obras de la tierra y para todas las grandes obras del mar,. Ha servido en los siglos medioevales y antes de los siglos de la Edad Media. Se yergue enmascarado, vestido de rojo, con sus piernas enormes y fuertes brazos desnudos,.

Silla, cuba, esfera, mesa, ventanilla, ala de molino, marco, piso,. Largas, imponentes ringleras de edificios flanqueando las avenidas,. Vapores y veleros de Manhattan, peregrinos de todos los mares. Formas de todas las cosas para las cuales sirve el hacha, y de los que se sirven de ella y de cuanto les rodea,. Los que talan los bosques y los que arrastran sus despojos hasta Penobscoto Kennebec,. Formas de manufacturas, de arsenales, de fundiciones, de mercados,. Formas de flotillas de chalanas, de remolcadores, de barcos hendiendo canales, lagos y rios,. Los barcos mismos sobre sus cascos, las hileras de anda mios, los obreros trabajando dentro y fuera del casco,.

Sus herramientas esparcidas por todos lados, el ancho tala- dro, la barrenilla, la azuela, los pernos, el cordel, la escuadra, el escoplo, el cepillo de carpintero. La forma que se ha destacado en columnas, en columnas de cama, en las columnas del techo de la desposada,. La forma del piso de la casa familiar donde conviven cor- dialmente los padres y los hijos,. El techo que resguarda la comida gozosamente preparada por la casta esposa, y gustada gozosamente por el esposo casto, con la alegria de haber concluido bien la jornada.

La forma del mostrador del bar sobre la que se apoyan el joven alcoholista y el borracho viejo,. La forma de la escalera vergonzosa e irritada al contacto de los pies que se esquivan bajamente,. Formas de puertas dando paso franco a todas las entradas y las salidas,. Las ordinarieces y las manchas entre las cuales se mueve no la tornan grosera ni sucia,. Cuando pasa conoce los pensamientos, nada le queda oculto,. Los juramentos, las disputas, las canciones entrecortadas de hipos, las palabras injuriosas no la ofenden ni las oye, cuando ella pasa,.

Acepta eso como lo aceptan las leyes de la Naturaleza, ella es fuerte,.

La Charca: Una Novela de Manuel Zeno Gandia (Spanish Edition)

Formas de la total Democracia y coronamiento de los siglos,. Formas de amigos y de constuctores de hogares alrededor de la tierra,. Desde las cuales contemplas, con poderosa frente, el mundo. El mundo, cuyos innumerables sitios y asaltos resistieras;. Ahora que avanzas con augustos pasos, sana, suave, fuerte y floreciente,. No es un poema de continental orgullo, ni un himno exta- siado y triunfal,. Una densa sombra se interpuso entre el sol y yo para en- tenebrecerme;. Escuchad, pues, mi romanza matinal, publico los signos del Poeta:. Voy cantando de sol a sol por las granjas y las ciudades que se encuentran a mi paso.

Y me pongo frente a frente del joven, y cojo su diestra en mi siniestra y su siniestra en mi diestra,. Fija el tiempo, los recuerdos, los parientes, los hermanos, las hermanas, el ambiente, los oficios, la politica, de tal guisa que los demas ya no puedan envilecerlas ni dominarlas. Toda existencia tiene su idioma, todas las cosas tienen su idioma y su lenguaje,. El resuelve todas las lenguas en la suya, y la entrega a los hombres; cualquier hombre puede traducirla y traducirse igualmente;.

Y ambos lo comprenden y saben que habla como debe hablar,. Circula entre los miembros de Congreso, y un diputado dice a otro: Ved aparecer a nuestro igual. Los soldados presumen que es un soldado, los marinos creen que ha hecho vida de mar,. Cualquiera que sea la obra, es el que debe realizarla o el que ya la ha hecho,. El gentilhombre de pura sangre reconoce su sangre per- fecta,.

Medito en las indicaciones y en las concordancias del tiempo;. Lo que revela al Poeta, es el grupo de entusiastas canto- res que le rodea,. Las palabras de los cantores son las horas o los minutos de la luz y de la sombra, pero las palabras del creador de poemas son la totalidad de la sombra y de la luz;. El creador de poemas establece la justicia, la realidad, la inmortalidad;.

Constituye la gloria y la esencia de las cosas y de las razas. Los cantores son acogidos con agrado, son comprendidos en seguida, aparecen con frecuencia;. Los cantores de los momentos sucesivos de los siglos sue- len poseer nombres ilustres, pero el de cada uno de ellos es un nombre de cantor;.

Entretanto, como en todos los tiempos, las palabras de los verdaderos poemas permanecen inexpresadas,. Nostalgia de sus palabras, languideciente de amor, la be- lleza sigue sus huellas gozosa y apresurada. Forradas de libros, de revistas, de diarios, de cuadros y de objetos de arte,. Los matrimonios, las calles, las manufacturas, las granjas, las casas y las habitaciones amuebladas,.

Alimentos para las hambrientos, techo y cama y afecto para los desamparados. Bienhechor prodigioso, que igualas a la tierra en munifi- cencia y en amplitud,. Se trata de acarrear de muy lejos lo que ya fuera hallado,. De infundir una llama religiosa y vital en la materia turbia y grosera,. De no rechazar ni destruir, sino fundar, aceptar y reha- bilitar;.

Pon Se alquila por mudanza en las rocas de tu nevado Parnaso,. Oigo el frou-frou de su falda,. Admiro su andar divino, sus ojos curiosos abarcando la inmensidad de esta escena. Ya se ha extinguido; sepultada en los tiempos su voz que cantaba sobre la fuente de Castalia. Mudos yacen los carcomidos labios de la Esfinge de Edipo, silenciosas todas aquellas seculares ininteligibles tumbas. Acabaron para siempre las epopeyas de Asia, desaparecie- ron los guerreros de Europa y el canto primitivo de las musas,.

Las marejadas guerreras de los cruzados son como fantas- mas de media noche que se desvanecen antes del alba;. De Palverino y el Orco no quedan sino sus nombres; dor- midas yacen las torres que se reflejaban en las aguas del Usk; Arturo y sus caballeros hnse desvanecido, Merlino, Lance- loto y Galahael, disueltos en el aire como vapor. Con sus reyes soberbios, sus sacerdotes, sus guerreros feu- dales y sus cortejadas castellanas,. Ahora yace en la criptas de las catedrales con sus coro- nas, sus armaduras, sus tocas y sus joyeles;. Y a partir de este instante honraos como amorosas her- manas.

Son los mismos corazones, los mismos rostros, los mismos sentimientos, las mismas aspiraciones,. No formulamos censuras coutra ti, Viejo Mundo, ni en rea- lidad nos separamos de ti;. Moderna maravilla de la Tierra que sobrepuja las siete de la Historia. Surge majestuoso piso tras piso, con sus fachadas de hierro y de cristal. Los pendones de los Estados y las banderas de todos los pueblos,. Luego, secado, limpiado, desgranado, embalado, hilado y tejido,.

En otros, los animales, la vida de los animales, sus des- arrollos y sus metamorfosis. Cantos de paz y de fecundo esfuerzo; cantos de la vida del pueblo, coreados por los propios pueblos,. Engrandecidos, iluminados, impregnados de paz, de segura y entusiasta paz. Basta de novelas, de protagonistas y de dramas copiados de las cortes extranjeras,.

Basta de versos de amor azucarados de rimas, de intrigas y aventuras de ociosos,. Sofocados por los perfumes, las libaciones, el color y las lumiarias de los deslumbrantes plafones. Velar para que cada hombre haga algo en realidad, lo mis- mo que cada mujer,. Manejar el martillo y el serrucho la sierra de doble mango ,. Estimular sus aficiones de carpintero, de modelador, de pintor decorativo,. De sastre, de sastra, enfermero, palafranero y comisio- nista,. El trabajo, el sano trabajo, que hace sudar infinito, sin reposo;.

La familia, la parentela, la infancia, el marido, la mujer,. El bienestar de los hogares, la casa misma y todos sus pertenencias,. Cuanto lo ayuda a orientar su vida hacia la salud y la fe- licidad y plasma su alma. Transformadas por ti en una sola existencia, con una sola lengua mundial. Y con el encanto que infundes a tus convencidos minis- tros del trabajo,. Yo evoco y encarno mis temas, y los hago desfilar ante ti.

Mira las naves que hienden el tropel ilimitado de sus olas;. Mira en los lagos el timonear de tus pilotos, los ademanes de tus remeros,. Mira fluir las altas llamaradas de sus hornos en torrentes de fuego. Mira tus innumberables granjas hacia el Norte y hacia el Sur. Recuerda que no has sido siempre como ahora, Reina venturosa,.

Bas-relief [low relief; It. bassorelievo ]. Cabochon

Yo te he visto tremolar en escenas muy distintas de la actual. Anhelada y defendida con salvaje rabia en mortales cuer- pos a cuerpos,. Te confesamos que las poseemos todas y cada una de ellas, indisolublemente unidas a Ti,. Ese algo que estos versos y cualesquieras otros versos no pueden asir,. Que no es el saber, ni la gloria, ni la felicidad, ni la riqueza,. Que, sin embargo, constituye el latido de todos los corazo- nes y de todas las vidas del mundo,. Que vos y yo y todos perseguimos siempre sin alcanzarlo nunca,. Que en vano los poetas se esfuerzan en poner en verso y los historiadores en prosa.

Que los escultores nunca han esculpido, ni los pintores pintado,. Que los cantores no han cantado nunca, ni los oradores y actores recitado,. O en las visiones del alba, o en las estrellas vespertinas,. Dos palabras, pero en ellas se engloba todo, desde el prin- cipio al fin. Suntuosas como una puesta de sol en las costas de Norue- ga, con el cielo, las islas y las escarpadas riberas,. Y me das el placer de tus ojos, de tu rostro, de tu carne, en el momento de cruzarnos, y tomas en cambio el de mi barba, de mi pecho y de mis manos,.

No puedo resolver el problema de las apariencias ni el de la identidad de ultratumba,. Pero me paseo o me detengo, indiferente me siento con- tento,. Con la pompa de las enlutadas banderas, con las ciudades tendidas de negro,. Con las procesiones largas y sinuosas y las nocturnas an- torchas,. Y las escenas de la vida, todas las escenas de los talleres, y los gestos de los obreros que vuelven a su hogar. Por la vida y la alegria que nos brinda, por los objetos, y la ciencia de ellos,. Que te ofrezca un canto para decirte que cuando vengas lo hagas sin desfallecer,. Propongo danzas para festejarte, empavesamientos y fies- tas en tu honor;.

Por encima de las ondas que suben y bajan, por encima de los campos y de las praderas inmensas,. Por encima de todas las ciudades compactas y amontona- das, por encima de los puertos y de las avenidas hormi- gueantes,. Alguien que hubiera servido la vieja y buena causa, la gran idea, el progreso y la libertad de la raza,.

Con sus leonados regueros, sus sombras y su inmensidad azul;. Sobre las miriadas de granjas, sobre las tierras y las aguas del Norte y del Sur,. Sobre la tierra toda que vuelve su rostro hacia ti, brillante en el espacio,. No limites a ellos solamente tu esplendor sutil y tu po- tencia,. Por las cuales se deslizan, raudas como espectros crepus- culares multitudes de jefe robustos, de brujos y de gue- rreros.

Raza de las selvas, de los amplios espacios y de las ca- taratas,. La actualidad se esfuma ante ellos, pueblos, granjas, usinas, ciudades, se desvanecen;. Es que todos avanzamos, avanzamos lentamente, que todos mejoramos. Que el mundo, la raza, el alma, los universos en el espacio y en el tiempo. Lejos de los libros, lejos del arte y de las arduas jornadas;. Emerges de tu estuche, divinamente silenciosa, maravilla- da, meditando los eternos y predilectos motivos:. Estas gargantas, estos riachos turbulentos y claros, esta desnuda frescura,.

El sol pone un largo rayo de oro sobre su anciana cabeza blanca. Sus nietos han cultivado el lino con que ha sido hecha, sus nietas lo han tejido en la rueda familiar.

Con tu blanca y lunosa cabeza envuelta en un turbante, tus anchos y desnudos pies? Ora sacudiendo su fiera cabeza y dilatando sus ojos de tinieblas. Que las manos de las dos hermanas, la Muerte y la Noche, laven y relaven, tiernas y constantes, este mundo maculado;. Porque mi enemigo ha muerto, un hombre divino como yo ha muerto;. Porque atacan la paz, la seguridad, el bienestar y todas las leyes establecidas. Sin saber si seremos victoriosos o totalmente vencido y aniquilados.

Que en la plenitud de tu esperanza, de tu fuerza y de tu gloria. Fueras, durante tanto tiempo, como la nave capitana de una flota,. Desbordante de muchedumbres locas, furiosas, semisu- mergidas,. Tus dolores y tus angustias actuales han borrado todas tus manchas,. Es por haber mirado siempre alto y lejos—por encima de tus errores—,. Por no haber querido venderte—fuere cual fuere la suma ofrecida—,. Por no haber podido, por no haber querido sobrellevar las habituales cadenas. Tan firme como la nave que nos lleva a todos, como la misma Tierra,. Renacida, gigante, durmiendo la vejez de Eu- ropa.

Racimos copiosos de edades durante las cuales hombres y mujeres semejantes a nosotros crecieron, lucharon y des- aparecieron;. Como fueron sus leyes, sus costumbres, sus riquezas, sus artes, sus tradiciones,. Como atendieron y practicaron la esclavitud y la libertad, lo que pensaron de la muerte y del alma,. Nada sabemos de ellos, no dejaron huella ni testimonios escritos, y sin embargo todo queda.

Los hay bajo tiendas, pastores, patriarcas, caballeros, en familias y en tribus,. Los hay que viven en la paz de sus granjas, que saturan las tierras, siembran, cosechan,. Como saliera demasiado temprano de mi tienda, por no poder dormir,. Que hizo sentar a su lado, en taburetes, sobrer un estrado;. Entretanto, sobre todos, detenidos y guardianes armados, antes que hicieran el menor movimiento,. Recuerdos de la voz de la madre cantando los cantos fa- miliares, de los cuidados de la hermana, de la infancia feliz;.

Minuto indecible aquel. Meditaba en los tiempos de la guerra y en la restaura- da paz,. La Democracia, la conquistadora que con sonrisas de miel rodean labios traidores,. Que a cada paso que de la acechan la muerte y la des- lealtad. Somos una raza cuya virtud se incuba en el tiempo y en los actos,. Somos ejecutivos, y suficientes en la diversidad de nos- ostros mismos,.

Nos mantenemos en equilibrio sobre el centro de nosotros mismos extendiendo nuestras ramas sobre el mundo,. Pueden haber infinitos soberanos: uno no neutraliza al otro,.

Mi historia [Becoming]

Como un ojo que no ve no neutraliza el otro, o una exis- tencia no neutraliza la otra. Toleramos a los que quieren practicar la piedad y la orto- doxia,. Yo soy el que recorre los Estados con una lengua dentada, interrogando a cuantos encuentro:. Venid a escucharme:. Desconfiad de la madurez mortal de la Naturaleza que avanza,. Desconfiad de cuanto corroe la rudeza, de los hombres y de los Estados. Los inmortales poetas de Asia y de Europa han realizado su obra y pasado a otras esferas,.

Nosostros tenemos que realizar nuestra obra, sobrepujando cuanto han hecho. Se matiene a distancia, espaciosa, equilibrada, sana, inau- gurando el verdadero uso de las cosas anteriores. No rechaza el pasado ni lo que han producido bajo sus formas. Hace de modo que hablen por su boca sus cuidades, sus comienzos, sus peripecias, sus diversidades, sus fuerzas,. Abarca la esencias de las cosas reales, de los antiguos tiempos y de la hora actual,. Abarca las riberas, las islas, las tribus de pielesrojas que se acban de descubrir,.

Las naves azotadas por la tempestad, los desmbarcos, las instalaciones, embriones de grandeza y de vigor,. El pintoresco descuido de sus aposturas, el furor que ma- nifiestan ante cualquier injusticia,. La libertad que retorna conquistadora del campo de batalla,. Te veo erguida en una inmutable actitud,. Y tu pie encima del cuello del que te amenazaba—del ene- migo totalmente aplastado bajo tus plantas—,. Trocado hoy en un despojo muerto—abrumado por el des- precio de toda la tierra—. En una repugnante inmundicia arrojada a los gusanos del estercolero.

Da lo que debe ser dado, rechaza lo que debe ser rechazado,. Amplio, opulento, activo, construyendo cuidades populosas,. Ilustrando el estudio del hombre, del alma, de la salud, de la inmortalidad, del gobierno,. No discute, juzga la Naturaleza lo acepta absolutamente ,. No juzga como juzgan los jueces, sino como el sol que ilu- mina un objeto impotente,. Sus pensamientos son himnos en loor de las cosas, En las discusiones acerca de Dios y de la Eternidad, guar- da silencio,.

Profeta de la Gran Idea, idea de individuos integrales y libres,. Por algo es que las cabezas mas indomables de la tierra siempre han estado prontas a caer en aras de la Libertad. Torno de nuevo a verme bajo la lluvia de las balas que saludaran tus crujientes pliegues,. Ahora es el entrevero y los rugidos salvajes que enlo- quecen,.

Tiene que examinarse, armarse, fortificarse, endurecerse, flexibilizarse. Las rimas pasan junto con los miradores, lo mismo que los poemas calcados o sugeridos por otros poemas,. Pasan las multitudes reflejas, con sus bellas maneras, con- vertidas en cenizas,. No me he descubierto ante lo conocido ni ante lo descono- cido,. Esta mano este brazo, esta voz, han alimentado, consola- do, restablecido, muchos cuerpos postrados ;.

El orbe americano reposa por completo sobre los individuos,. Amada de vuestro sentido implacable y sutil, con la desnuda espada en la diestra,. Os he visto al fin rehusaros a todo trato ambiguo, os he visto tratando directamente con los individuos. Los hombres, las mujeres, las ciudades, las naciones son bellas por lo que deben a su origen. Las infinitas gestaciones de sus nuevos Estados somos vos y yo,.

La libertad, el lenguaje, los poemas los oficios somos vos y yo,. Estoy con los que avanzan de frente por toda la tierra, con los que renuevan el hombre a fin de renovar todos los hombres. Yo no quiero dejarme intimidar por las cosas irracionales,. Quiero que las ciudades y las civilizaciones respeten la esencia de mi persona,. Y con tu inmenso manto, rival del sol, empollando el mundo. Temblando de potencia y arrebatado por el encanto de mi tema,. Para que esos sublimes bardos vinieran a orillas del On- tario,.

Obstinaos siempre; la Libertad exige nuestro esfuerzo, su- ceda lo que suceda;. El que se descorazona ante la indiferencia o la ingratitud del pueblo, o ante cualquier deslealtad,.


  • The Bandits Lady (a sexy Western historic romance).
  • Lord of Lineage?
  • Last Men in London.

Soy el poeta juramentado de todos los audaces y rebeldes de la tierra,. A pesar de todo ello la Libertad no ha abandonado su pues- to ni el filsteo goza la penitud de su victoria. Cuando la Libertad abandona un lugar no es la primera en abandonarlo, ni la segunda, ni la tercera,. Aguarda que todos se hayan ido y sale defendiendo su retirada. Un coro de driadas que se desvancen o de hamadriadas que se alejan;.

Con el repiqueteo de los hachazos de musicales resonan- cias—de las hachas movidas por fuertes brazos—,. Ni los que manejan las cadenas de arrastre, ni los aserra- dores,. De su tronco y de sus ramas reventando de robustez, de su corteza ancha como una muralla,. Vida inagotable y audaz con sus encantos bajo las lluvias y los soles de tantas estaciones,. Saludamos a aquellos para quienes hemos trabajado desde el fondo del pasado,.

A ti, anunciado desde hace tanto tiempo, damos en rehe- nes y consagramos. Vosotros, designios del pasado y del presente, continuados con tenacidad, acaso sin tener conciencia de vosotros mismos,. Todos estos dominios, estas tierras de las riberas del Oeste, os las damos en rehenes y os las consagramos. Para caer a su hora, luego de cumplir sus funciones olvi- dado al fin y desaparecer y servir. El estruendo de los troncos y de las ramas que se abaten con un grito ensordecedor y un gemido,. De la cadena de la cascada hasta Wahsatch, el Idao lejano y el Utah,.

Deslumbrante y dorada, la California irradia su esplendor,. Illustrated by Matthew D. Illustrated by Karl Kopinski. Illustrated by Kev Walker. When Mindwrack Demon enters the battlefield, put the top four cards of your library into your graveyard. Delirium — At the beginning of your upkeep, you lose 4 life unless there are four or more card types among cards in your graveyard. Illustrated by Matt Stewart. As long as Necrotic Ooze is on the battlefield, it has all activated abilities of all creature cards in all graveyards.

Watermark: Mirran. Illustrated by James Ryman. Skip to main content Skip to footer. Scryfall Search for Magic cards Find Cards. Safety Zone. Previous View Next Find Cards All prints Unique art. Sort direction Auto Asc Desc. Search with these options. Save Add to Deck. His slaves crave death more than they desire freedom. He denies them both. Standard Not Legal. Frontier Not Legal. Modern Legal. Pauper Not Legal. Legacy Legal. Penny Not Legal. Vintage Legal. Duel Cmdr. Commander Legal.

Modern Not Legal. The Aurora had transformed her into a relentless force of destruction. Penny Legal. Save Add to Deck Transform. Death arrives on tattered wings and stolen bones. Flying, trample. Standard Legal.


  • Gl Osario Final | Printmaking | Altarpiece!
  • Citas por año!
  • Examples of Bastado in Spanish | SpanishDict!
  • Sonata in C Major, Op. 5, No. 4 (Violin 2 Part).
  • Easy OS X Mountain Lion.
  • Pin by Gean Villegas on Libros | Movie posters, Poster, Baseball cards.

Frontier Legal.

Osario de vivos (Spanish Edition) Osario de vivos (Spanish Edition)
Osario de vivos (Spanish Edition) Osario de vivos (Spanish Edition)
Osario de vivos (Spanish Edition) Osario de vivos (Spanish Edition)
Osario de vivos (Spanish Edition) Osario de vivos (Spanish Edition)
Osario de vivos (Spanish Edition) Osario de vivos (Spanish Edition)
Osario de vivos (Spanish Edition) Osario de vivos (Spanish Edition)
Osario de vivos (Spanish Edition) Osario de vivos (Spanish Edition)
Osario de vivos (Spanish Edition) Osario de vivos (Spanish Edition)
Osario de vivos (Spanish Edition)

Related Osario de vivos (Spanish Edition)



Copyright 2019 - All Right Reserved